jueves, 9 de agosto de 2007

¡¡¡Caos en hora punta!!! Tornado en Nueva York

El Diario-La Prensa: ¡Qué Desmadre!

Ayer no fue un día normal en el Metro y autobuses neoyorquinos.


Durante la madrugada y primera hora de la mañana se produjo súbitamente una gran tormenta, con aparato eléctrico y lluvias torrenciales, además de fuertes vientos, que inundaron todo el sistema metropolitano, por no dar a basto el sistema de drenaje. Como consecuencia de ello, se cerraron prácticamente todas las líneas y el autobús público no fue capaz de soportar el aluvión de personas que buscaban desesperadamente una forma de moverse hacia sus puestos de trabajo.


The New York Times: Desde el Metro a los tejados, la tormenta trae el caos a Nueva York

Desde la Autoridad se informó que el sistema de drenajes soportan un bombeo de 1,5 pulgadas (38,1 mm) de lluvia a la hora y la ciudad soportó 3 pulgadas (76,2 mm).



Se produjeron cortes de luz que no hicieron sino empeorar más la situación; el panorama tampoco era bueno en los transportes de cercanías (Metro-North y Long Island Rail Road), así como en el tren PATH (que une Nueva Jersey con Manhattan, estuvo cortado el tren entre NJ y la calle 33).



Para agravar aún más el ya de por sí caótico panorama, se registró un tornado (el primero en Brooklyn desde que se tienen registros modernos en el Sistema Nacional Meteorológico, desde 1950), derribando tejados, árboles, postes de luz, incluso un techo de una iglesia. Unos cuatrocientos vehículos fueron aplastados y, lamentablemente, una persona perdió la vida en Staten Island al ser alcanzado su vehículo por otro, cuando aquél intentaba salir de un sitio anegado donde se quedó atrapado su ocupante. Se registraron vientos de hasta 215 km/h


am New York: ¿Qué se hizo mal?

Este tornado no fue predicho con suficiente antelación por parte del Servicio Meteorológico; se dio aviso a las 6:28 de la mañana y golpeó Brooklyn dos minutos después.


Ante esta situación, el Gobernador Eliot Spitzer ordenó a la Autoridad Metropolitana del Transporte que realice con carácter inmediato una auditoría de la causa de estos males, pues no parece lógico que en una ciudad tan dependiente del transporte público, como es Nueva York, quede por tercera vez paralizada en un período de siete meses.


Hay otro aspecto que irritó a los neoyorquinos y es que el sitio en internet de la Autoridad estuvo caído durante bastante tiempo, por lo que tampoco podían acudir a este sitio en busca de información y como ya ocurió anteriormente. De hecho, la pasada madrugada, una vez estuvo accesible el sitio, el webmaster decidió "adelgazar" la portada.


Sitio del MTA a las 4:16 de la mañana: adelgazada

Hacia las 4:30 de la tarde la situación estaba bastante normalizada, aunque seguían afectados principalmente los trenes que circulan hacia Queens (las líneas E, F, G, V y W por Queens Boulevard y el 7 por Roosevelt Avenue). Esta mañana, el tren F aún tenía un servicio restringido.


Sitio del MTA a las 3:21 de la tarde: aspecto normal

Si bien esta situación no es un hecho habitual, pese a la repetición de los últimos tiempos, esperemos que el informe que prepare la Autoridad Metropolitana del Transporte dé pistas sobre las soluciones que se deben aportar, teniendo que cuenta que Nueva York es una ciudad costera (susceptible a huracanes y temperaturas extremas), entre ríos (con los riesgos de inundación que conlleva) y tan dependiente de su transporte de masas (aproximadamente el 85% de su población se mueve en Metro y autobús). Pero los gobernantes también deben poner su grano de arena y no dejar las conclusiones en un informe, sino poniendo el dinero sobre la mesa.


Extrañamente, algo similar ocurrió en Barcelona, España, a más de 6.000 kilómetros de distancia...




Algunos Titulares:






El Diario-La Prensa (Editorial): "Una advertencia de la Madre Naturaleza"
















2 comentarios:

Montserrat dijo...

Hola Tomás,

Hoy me estreno, mi primer comentario en tu blog.

Es muy interesante toda la información que das sobre lo que pasa en esta preciosa ciudad de los rascacielos.

Que casualidad que casi al mismo tiempo pasó algo similar en Barcelona.

Un abrazo.

Montserrat

Tomas R dijo...

¡Hola Montserrat!

¡Gracias por visitar mi blog y bienvenida!

Sí, me pareció muy curioso lo de Nueva York y Barcelona y lo quise reflejar de algún modo en mi blog.

¡Un abrazo y hasta pronto!

Tomás.