jueves, 26 de marzo de 2009

Junta del MTA aprueba subidas y recortes


Ayer miércoles, la Junta de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) aprobó la mayor subida de las tarifas y peajes de los operadores bajo su control de los últimos 20 años, por 12 votos a uno. Además, para ajustar el desfase presupuestario cifrado en 1.200 millones de dólares, tendrán que eliminarse servicios, entre otros, la supresión de 21 líneas de autobuses locales (35 incluyendo las líneas express), 2 del Metro (W y Z), supresión de agentes de estación y cierre de cabinas de servicio, menores frecuencias de paso fuera de horas punta, entre otras medidas (véase esta entrada).

La Junta Financiera ya aprobó el lunes pasado la propuesta de subidas, lo que no hacía presagiar un recorte de estas medidas en la Junta al completo celebrada ayer, pese a los intentos de última hora, tanto del gobernador David Paterson, como del alcalde Michael Bloomberg y el presidente de la MTA, H. Dale Hemmerdinger, para convencer al Senado estatal para que aprobase el plan de rescate, conocido como “Plan Ravitch” y, con ello, realizar unos incrementos tarifarios menores, y evitar los recortes de servicio.

Las medidas entrarán en efecto el 31 de mayo para los autobuses y Metro de la Autoridad de Tránsito de Nueva York, autobuses de MTA Bus y de MTA Long Island Bus; el 1 de junio para los ferrocarriles de Long Island y Metro-North; y el 11 de julio para los peajes de puentes y túneles bajo el control de MTA Bridges and Tunnels. La mayor parte de las tarifas subirán entre un 20 y 30 por ciento con esta medida.

La mayoría demócrata en el Senado, al que han unido los republicanos rechazan la medida de rescate, al ir unido a la implantación de peajes en los puentes del río East. Mientras, los republicanos apoyarían la medida si esta fuese unida a un presupuesto adicional para reparar carreteras y puentes en el norte del Estado.

Tanto los grupos de presión (Straphangers Campaign), como expertos en sistemas de transporte alerta que con las dos subidas consecutivas y los recortes de servicio aparejada en el presupuesto del próximo año fiscal, unido a la actual crisis económica, pueden llevar, en el peor de los casos, a un escenario que recuerde al del sistema de transporte de los años 70, cuando la ciudad de Nueva York se enfrentó a la peor crisis financiera de su historia y su sistema de transporte estaba, literalmente, fuera de control. Estos temores son llevados a la primera página del rotativo gratuito am New York, que titula “Next Stop: 70s?” (Próxima parada: ¿los setenta?), y subtitula “Service cuts, money woes could reverse decades of progress in the subway” (Cortes en el servicio y los males monetarios podrían invertir décadas de progreso en el Metro).

Salvo que en las próximas semanas se apruebe un plan de rescate, estos serán algunos de los precios que regirán a partir de mayo/junio: la tarifa sencilla para Metro y autobuses será de 2,50 dólares, desde 2; la MetroCard mensual pasará a 103 dólares, desde los 81 actuales; en el autobús de Long Island la subida será hasta los 3 dólares y medio, desde los dos actuales; los ferrocarriles subirán una media de 20-30 por ciento (las tarifas están basadas en distancia); y los peajes subirán a 6 dólares y medio desde los 5 actuales en el caso de pago en efectivo y si se hace con EZ Pass, la subida será hasta los 5,26 desde los 4,15, excepto en el puente Verrazano-Narrows, que subirá hasta los 13, desde los 10 actuales (con EZ Pass subirá a 10,52 desde 8,30 dólares).

Más información:

The New York Times: MTA Votes to Raise Fares and Cut Services (25 de marzo de 2009)
am New York: Fares grow, services decline (25 de marzo de 2009)
WNYC: Higher MTA Fares and Service Cuts y The MTA Cuts, by the Numbers (25 de marzo de 2009)
El Diario La Prensa: Golpe al bolsillo de pasajeros (25 de marzo de 2009)