jueves, 29 de septiembre de 2011

El Director de la Autoridad Portuaria dejará el cargo en Octubre, según allegados

 

Ward_Port_AuthorityThe New York Times, en su edición de hoy, informa de la próxima renuncia del Director de la Autoridad Portuaria de Nueva York y de Nueva Jersey (PANYNJ), Christopher O. Ward, según dos personas allegadas al director, que hablaron bajo la condición de anonimato, por no ser una noticia del dominio público.

A diferencia de la partida del Presidente de la Autoridad de Tránsito de Nueva York (NYCTA), cuya salida no era esperada, la marcha de Wald era una cuestión de tiempo, pues tras cualquier elección de un nuevo gobernador, el cambio de jefes en las agencias más influyentes y con un presupuesto más elevado suele ser la norma, si bien Cuomo no había dado muestras de un reemplazo inminente. En junio, un portavoz del gobernador Cuomo, a preguntas sobre los rumores de una posible marcha del director de la Autoridad Portuaria, emitió un comunicado diciendo que “no hay planes para reemplazar a Chris Ward”, añadiendo “en este momento”.

Al igual que con Walder, la relación del gobernador con Wald no era lo fluida que cabe esperar para un cargo de su importancia. Según personas asistentes al acto conmemorativo del 11 de septiembre, gobernador y director no se dirigieron la palabra, pese a encontrarse próximos el uno al otro. Los correos electrónicos dirigidos al personal de gobernador eran sistemáticamente no respondidos.

Ward, al igual que Walder, ha sido elogiado por su trabajo en la Autoridad Portuaria, como un pragmático tecnócrata, que trajo una gestión moderna a una agencia con una gran burocracia. Durante sus tres años de mandato (fue nombrado en 2008 por el gobernador David A. Paterson) le dio un impulso al trabajo de reconstrucción del World Trade Center, largamente parado por las disputas legales y financieras.

Además de esto, su ayuda fue vital para convencer a Condé Nast para reubicar en el complejo su sede central, desde sus oficinas en el Midtown de Manhattan.

Pero Ward, cuyo sueldo en la Autoridad fue de 304.922 dólares en 2010, fue también criticado por las subidas de peajes y tarifas en tiempos de recesión.