domingo, 29 de enero de 2012

Apertura de puertas en movimiento en el metro

Closing Doors, por Benjamin Ellis
Un lector se hace la siguiente pregunta, a la que da respuesta Michael Pollak en su siempre interesante columna F.Y.I. que publica The New York Times:


P. Siempre me pregunto, cuando veo el rótulo "No se apoyen en la puerta" [Do not lean on door] en el metro, cuántas veces al año se abren las puertas en un tren en movimiento. No recuerdo haber oído nunca que esto sucediese.

R. Ocurre. En 2010, hasta noviembre, hubo nueve notificaciones a Tránsito de Nueva York de que las puertas se abrieron mientras el tren estaba moviéndose; no se informaron heridos. En cuatro ocasiones, se confirmó el fallo del equipamiento; la agencia de tránsito consideró los otros informes sin fundamento.

"Si una puerta funciona mal y se abre en ruta, habitualmente es sólo una cuestión de pulgadas y sólo una cuestión de segundos",  Deirdre K. Parker, una portavoz de Tránsito de Nueva York manifestó a través de e-mail. "De todos modos, debido a un extremo de precaución, urgimos a los usuarios que no se apoyen en las puertas". La agencia advierte a los viajeros en las puertas de los coches del metro y en el reverso de las MetroCards.

Cuando alguien informa de que una puerta se abrió en ruta, el tren es puesto fuera de servicio y el coche es examinado por la unidad de equipamientos de vagones de la agencia de tránsito. "En los últimos cinco años, el número de incidentes ha descendido constantemente y en la mayoría de los incidentes no se identificaron defectos", dijo la Srta. Parker.

"También queremos recordar a los usuarios que mantenerse de pie enfrente de las puertas bloquea a otros usuarios que entran y salen del coche y ralentiza el servicio", añadió.

Fotografía: 2009, por Benjamin Ellis, vía Flickr.