lunes, 24 de marzo de 2008

La crisis inmobiliaria puede hacer encallar Atlantic Yards


Bruce C. Ratner, presidente de Forest City Ratner, promotora de la controvertida obra de desarrollo inmobiliario sobre las cocheras de Atlantic Avenue, conocida como Atlantic Yards reconoce que la crisis inmobiliaria e hipotecaria podría retrasar la ejecución de los edificios planificados.

Ratner confía, no obstante, que la cancha de juego para los Nets podría estar listo para finales de este año, a tiempo para la temporada 2010. La obra de construcción del Brooklyn Arena está estimado en 950 millones de dólares y tendrá cabida para 20.000 espectadores.

No así, el resto de los edificios del complejo, incluyendo el edificio "estrella", denominado coloquialmente "Miss Brooklyn", entre otros motivos, porque no tienen inquilinos. Mientras no los haya, en palabras de Ratner, no se iniciará la construcción de este edificio, diseñado por Frank Gehry, al igual que el resto del proyecto y que estaba destinado a ser el compañero del histórico edificio del Williamsburgh Savings Bank.

Los opositores al proyecto aducen que el proyecto minará la tranquilidad de este barrio de carácter primordialmente residencial, pues se añadirán unos 23.000 vehículos diarios a la intersección de las Avenidas Flatbush y Atlantic (ya de por sí, congestionada) y, además, cada partido que dispute los Nets trerían unas 19.000 personas a la cancha deportiva.

Por último, añadirá en una pequeña área de Brooklyn 15.000 nuevos residentes, sin las dotaciones necesarias para la nueva población, como escuelas, estaciones de policía y de bomberos, hospitales...

Además, una de las promesas que se hizo con la adjudicación a Ratner del complejo fue la relocalización de los vecinos desalojados y el ofrecimiento de viviendas económicas para las familias con menos recursos. Lo cierto es que el plan sólo contempla en los 16 rascacielos proyectados, como mucho un 30% de viviendas, siendo el restante destinado a oficinas y viviendas de lujo, lo que encarecerá el barrio.

Los opositores se agrupan en torno a la coalición denominada "Develop, Don't Destroy Brooklyn (Urbanizar, no destruir Brooklyn)", formada por 21 organizaciones opositoras al plan de Ratner. Existen un total de 51 organizaciones formalmente opuestas al plan.

El coste total del Plan de Ratner está cifrado en 4.000 millones de dólares, y cuenta con incentivos fiscales y subsidios de la Ciudad y del Estado de Nueva York. Forest City Ratner ganó la puja para edificar sobre la propiedad de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) por un importe de 100 millones de dólares.

Fotografías: arriba, las cocheras del LIRR en primer plano y, al fondo, el Edificio Williamsburgh Savings Bank, el más alto de Brooklyn, por Chang W. Lee. © The New York Times. Centro, estado de las cocheras Vanderbilt (Atlantic Yards) en septiembre de 2006, por Dinopup (vía Wikipedia)

Fuentes:

The New York Times: Slow Economy Likely to Stall Atlantic Yards (21 de marzo de 2008).
The New York Times: What Will be Left of Gehry's Vision for Brooklyn? (21 de marzo de 2008).
Develop Don't Destroy Brooklyn

Más información (en inglés):

No Land Grab

Relacionados:

Protesta en contra de acoso policial a fotógrafa (10 de febrero de 2008)
Manifestantes en protesta contra acoso a fotógrafos (22 de febrero de 2008)