martes, 23 de septiembre de 2008

El resto de líneas tendrá un gerente

Después del éxito del proyecto de descentralización en la gestión en las líneas de Flushing (7) y Canarsie (L), según la Autoridad de Tránsito de Nueva York (NYCT), sobre todo en las áreas directamente en contacto con los usuarios, como puedan ser la frecuencia de paso de los trenes o limpieza de vagones y estaciones, la Autoridad nombrará gerentes en el resto de líneas de la red, iniciándose en las líneas del antiguo IRT (líneas numeradas y el transbordador de la calle 42) de aquí a finales de año, y siguiendo en las líneas de los antiguos BMT e IND (líneas identificadas con letras) a principios del próximo 2009, según informaba en la edición de ayer el diario The New York Times.

Oficiales a cargo de la Autoridad reconocieron al rotativo que las otras líneas no van a tener el grado de “independencia” de la que gozan las líneas 7 y L, entre otros motivos, debido a la crisis presupuestaria de la Autoridad, enfrentándose ésta a un déficit previsto para 2009 de una cantidad cercana a los 1.000 millones de dólares.

Otro motivo es que, a diferencia de las líneas 7 y L, que circulan independientemente y sin cruzarse con el resto de la red de Metro, las demás líneas comparten tramos con otras (p.e., las líneas 1, 2 y 3 comparten recorrido por la Séptima Avenida y Broadway; las 4, 5 y 6 por Lexington Avenue; etc.), por lo que además de nombrar gerentes para cada una de estas líneas, habrá un supervisor por cada grupo de líneas, que podrá gestionar de 4 a 7 líneas.

Howard H. Roberts, Jr., presidente de la Autoridad, dice que, aunque los cambios no van a significar un gran impacto para los usuarios, éstos van a notar una respuesta más temprana a los problemas que se planteen y una organización menos “calcificada” respecto a los cambios que se puedan avecinar.

Fuente:

The New York Times: Subway to Expand Experiment (El Metro expandirá el experimento), 22 de septiembre de 2008.

Relacionados:

Nombrados los gerentes de las líneas 7 y L (11 de diciembre de 2007).
La Autoridad de Tránsito separará la gestión de cada línea de Metro (6 de diciembre de 2007).