miércoles, 2 de septiembre de 2009

Muere Alan F. Kiepper, ex-jefe de NYCTA

Alan F. Kiepper Alan F. Kiepper, quien dirigió la Autoridad de Tránsito de Nueva York (NYCTA) a principios de los años 90, cuando ésta tenía grandes problemas para recuperarse de una larga decadencia, falleció el pasado 26 de agosto, a causa de una ruptura de aneurisma de aorta, informa hoy The New York Times.

Antes de dirigir la Autoridad de Tránsito neoyorquina, fue el responsable de la construcción del Metro de Atlanta, una tarea casi imposible en esos tiempos (fue nombrado en 1972) y cuya primera línea de 6,7 millas (10,8 Km), abrió el 30 de junio de 1979, tras numerosas dilaciones en su construcción y oposición política. Hoy transporta unos 70 millones de viajeros anuales.

En 1982 marchó a Houston para dirigir la Autoridad de Transporte del Condado de Harris, Texas. Cogió una empresa con menos de la mitad de sus autobuses cumpliendo sus horarios; cuando la abandonó, en 1987, la práctica totalidad de los servicios cumplían los horarios. Durante su mandato, el número de viajeros subió hasta 58 millones, desde 47 millones.

En 1990 asumió la dirección de la Autoridad de Tránsito de Nueva York, tuvo que lidiar con incendios, descarrilamientos y crímenes.

Durante su mandato se produjo el descarrilamiento de Union Square, que dejó 5 muertos, una explosión y fuego en Brooklyn, que dejó dos muertos y el asesinato de un joven turista de Utah, que defendía a sus padres de un atraco en una estación de Manhattan.

Kiepper puso como responsable de la Policía de Tránsito a William J. Bratton, quien fue jefe de la Policía de Tránsito de Boston y llevó a cabo una intensa campaña contra los robos y la evasión del pago de billetes.

Durante su mandato, el crimen en el Metro se redujo en un 50 por ciento. Además, el número de viajeros se duplicó, llegando a los niveles más altos en dos décadas.

Fue también el responsable de la introducción del programa Poetry in Motion (Poesía en movimiento), en colaboración con la Sociedad Estadounidense de Poesía. Kiepper fue un gran amante de la poesía.

En 1996, tras dejar la vida pública, empezó a trabajar en Parsons Brinckerhoff, una firma de ingeniería, para posteriormente trabajar como consultor en temas relacionados con el transporte público y abogó con las inversiones municipales en sistemas de transporte de masas. En el momento de su muerte, trabajaba como consultor en Arinc, una empresa consultora y de ingeniería de las comunicaciones.

Kiepper nació el 3 de julio de 1928 en Syracuse, Nueva York. Se graduó cum laude por la Universidad de New Hampshire, en 1950 y posteriormente obtuvo un máster en Administración Pública en la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit. Sirvió en el Ejército, en la Guerra de Corea, licenciándose con el grado de teniente.

Imagen: Biblioteca de la Universidad de New Hampshire.