sábado, 30 de julio de 2011

Cuomo culpable de la salida de Walder, afirman allegados

Jay H. WalderAndrew M. Cuomo

 

Según una información publicada hoy en el diario The New York Times, Jay H. Walder, al anunciar su salida de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) el próximo mes de octubre alegando una “oferta convincente” por parte del gigante chino MTR, ocultó su irritación con el gobernador Andrew M. Cuomo, con quien se entrevistó una sola vez, desde la toma de posesión de éste último el pasado 1 de enero, aseguraron colegas, amigos y observadores de transporte entrevistados por el rotativo neoyorquino, pidiendo anonimato para no dañar sus relaciones con el gobernador o con Walder.

Fuentes conocedores informaron al diario que la única entrevista llevada a cabo entre Cuomo y Walder, en el Capitolio de Albany, duró apenas unos minutos, antes de que el gobernador centrase su atención en su director de operaciones estatales, Howard Glaser, no volviéndose a reunir desde entonces, lo que fue interpretado por el CEO saliente de la MTA como una falta de interés del gobernador por el mayor sistema de transporte de la nación.

Walder, descrito como “un hombre ganador y con confianza en sí mismo”, contribuyó decisivamente en la revitalización del sistema de transporte de Londres, teniendo la máxima confianza en el alcalde londinense, siendo su gestión decisiva para la consecución de los Juegos Olímpicos del próximo año en la capital británica, se encontraba, por el contrario, frecuentemente con las manos atadas en la dirección del transporte de masas de su ciudad natal, con numerosos obstáculos financieros y políticos, agravados en un contexto de crisis, lo que contribuyó mucho para la aceptación de un trabajo mucho mejor pagado, en un sistema consolidado, y con intereses ferroviarios, de bienes raíces y desarrollo económico en todo el mundo.

Tras la renuncia de Walder, que cogió por sorpresa a Cuomo quien pretendía mantenerlo en su cargo, el gobernador se encuentra ahora en la difícil papeleta de encontrar un candidato, que no sobran para una agencia largamente plagada de problemas, además de enfrentarse al hecho de que los éxitos del sucesor de Walder serán atribuidos a Cuomo, pero también sus fracasos.

  • Fotos: MTA y Oficina del Gobernador.