martes, 6 de septiembre de 2011

Reapertura del andén sur de la estación de Cortlandt (R)

Reapertura de la Estación de Cortlandt StreetEsta mañana fue reabierta al público el andén de los trenes que circulan en dirección sur de la estación de Cortlandt Street, en una ceremonia presidida por el presidente y CEO de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA), Jay H. Walder, acompañado por el congresista Jerrold Nadler, el presidente de la Asamblea estatal Sheldon Silver, el senador estatal Daniel Squadron, el presidente del distrito de Manhattan Scott Stringer y la concejal Margaret Chin.

A tiempo para la conmemoración esta semana el décimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001, esta estación, junto con la de Cortlandt Street, en la línea 1 (aún cerrada), fueron severamente dañadas aquella aciaga mañana. Era un compromiso, finalmente cumplido, según destaco Walder, quien indicó que “hicimos un compromiso por tener este andén abierto antes del décimo aniversario del 11-S y hoy estamos aquí para cumplir con ese compromiso”. Añadió que “estoy muy orgulloso de que la MTA pudiera participar en otro hito en la revitalización del Bajo Manhattan. Nuestros empleados fueron parte de los equipos de primera respuesta en ese trágico día; trabajamos sin descanso para devolver el metro apenas unos meses después del ataque y desde entonces cada día hemos estado reconstruyendo y ayudando a la ciudad volver más fuerte que nunca”.

La estación, servida por la línea R y en horas de la madrugada por la N, fue reabierta un año después, el 15 de septiembre de 2002, para ser nuevamente cerrada el 20 de agosto de 2005 para acomodar los trabajos del pasadizo de la calle Dey, un paso vital para conectar esta estación con el futuro centro de transportes de la calle Fulton. El andén que da servicio a los trenes en dirección norte fue reabierto el 25 de noviembre de 2009. Originalmente fue abierta el 5 de enero de 1918 para la BMT.

La reconstrucción corrió a cargo de MTA Capital Construction, pudiendo accederse a través de la entrada por One Liberty Street o por un nuevo paso inferior a través de la calle Cortlandt, donde fueron reinstalados los murales de Margie Hughto, de 1997, que no sufrieron daños en los ataques del 11 de septiembre. 

El proyecto, de 20 millones de dólares, fue cofinanciado por la MTA y por la Autoridad Portuaria de Nueva York y de Nueva Jersey.

Fotografía: © 2011 Metropolitan Transportation Authority / Patrick Cashin.