jueves, 19 de junio de 2008

Los incrementos de servicio serán menores de lo esperado


Según informa hoy el diario The New York Times, la crisis financiera que está sufriendo la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) hará que los incrementos del servicio que tenía programados inicialmente, finalmente sean menores de lo esperado inicialmente.

Según los documentos que se fueron distribuyendo a los miembros de la Junta, para la reunión que el MTA celebrará la semana que viene, se espera que el déficit de la Autoridad se eleve a una cifra que rondará en torno a los 500 a 700 millones de dólares, debido a las expectativas de menor recaudación fiscal debidas a la crisis inmobiliaria.

Por ello, sólo se incrementarán los servicios en 9 líneas, con un coste estimado en 4,5 millones de dólares por lo que resta de año y de 8,9 millones el año que viene. Los cambios se realizarán en el mes de julio. Una cifra menor a la de 46 millones que el MTA cifró inicialmente.

Los cambios más destacados serán los siguientes:

Líneas B y V: el horario de finalización de esta línea será las 11 de la noche. Debido a ello, se aliviará la saturación de pasajeros en las líneas que comparten vías, es decir, la Q y N.

Línea 3: se añadirá un tren por las mañanas. Además, operará por las noches entre las calles 148 y Times Square (actualmente no circula de 12 de la noche a 5 de la mañana, aprox., cerrándose las estaciones de las calles 148 y 145, estando servidas éstas por un “shuttle bus” -autobús transbordador-, el m7 y m102). Según Paul Fleuranges, portavoz de la Autoridad de Tránsito de Nueva York (NYCT), aún añadiendo un solo tren en una línea en particular, hace que se alivie la congestión en una línea tan saturada como la 3 y representará un minuto menos de espera. “Un tren es un montón de gente”, añadió.

Línea 7: se añadirán 14 trenes matinales en sábados y domingos.

Los documentos que se presentarán en la Junta, muestran que en algunas líneas no se respeta lo que NYCT llama “patrón de carga”, siendo esto el máximo número de personas que un tren puede llevar en un momento determinado del día. Dicho patrón es una ocupación de tres pies cuadrados por persona, algo que es violado en reiteradas ocasiones en horas punta.

Estos cambios aliviarán la congestión en las líneas 1, 2, 3, 4, 6, 7, B, J, M, N, Q, W y el “Shuttle” de la calle 42.

Una línea damnificada por estos incrementos de servicio recortados es la G (que discurre entre las calles Smith/9, Brooklyn y Court House Square, Queens, a menudo citada como la hermana pobre del sistema y de la que Emilio informó hace unos días en esta bitácora.

No tiene exceso de carga, informan desde NYCT.

Fuente:

The New York Times: Subway Service Increase to Be Less Than Hoped (El incremento del servicio del Metro será menor del esperado). 19 de junio de 2008.

Relacionados:

Mejoras propuestas para 2008 (18 de diciembre de 2007).
El MTA pospone las mejoras propuestas para 2008 (24 de marzo de 2008).