miércoles, 24 de marzo de 2010

La Junta de la MTA aprueba reducciones de servicio

Metropolitan Transportation Authority

La Junta de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) aprobó en la sesión celebrada hoy, las reducciones de servicio que se pondrán en marcha a partir del próximo mes de junio con el objetivo de reducir el déficit que padecen las finanzas de la MTA y que, por Ley, deben mantenerse equilibradas.

El pasado mes de diciembre, la Junta aprobó unos recortes de servicio que prácticamente calcaban los anunciados el año anterior, conocidos como Doomsday Budget.

Posteriormente, en enero, buscando minimizar los impactos de los recortes proyectados entre los viajeros, se realizaron unos estudios que llevaron a descartar algunos de los recortes inicialmente proyectados, mientras que otros nuevos fueron puestos en consideración. Estos estudios se presentaron el 22 de enero y, a principios de marzo, fueron sometidos a debate publico. Con posterioridad, estos informes fueron revisados, de acuerdo con los cambios solicitados por el público y hechos públicos el 19 de marzo, sometiéndose finalmente hoy a votación.

Algunos de los cambios más importantes en la propuesta de enero, con respecto a la de diciembre, fueron los siguientes:

La línea de autobuses M10, propuesta para ser eliminada, sería mantenida con el nuevo plan. Igualmente la línea de metro Z se mantendría y las frecuencias de madrugada seguirían siendo de 20 minutos, en lugar de los 30 inicialmente propuestos. Otro propuesta era eliminar el tren M y sustituir el tramo entre Metropolitan Avenue y Essex Street con el tren V, que sería prolongado (y dejaría de parar en el Lower East Side-Segunda Avenida).

Tras las sesiones públicas, el cambio más significativo, con respecto a la propuesta de enero, fue la eliminación del tren V en lugar del M, pues éste último tiene varias décadas de operación, manteniendo por ello el favor del público (el V fue introducido en 2001) y será el M el que será prolongado hasta Forest Hills, en Queens, siguiendo la línea del tren V, manteniéndose el servicio hasta Metropolitan Avenue. Puesto que funcionará por la Sexta Avenida, el color identificador cambiará del actual marrón al naranja.

A última hora, la Autoridad decidió aplazar la decisión sobre la eliminación parcial del subsidio en los billetes para los estudiantes pues, como mantiene Benjamin Kabak desde Second Avenue Sagas, hay un movimiento político cada vez mayor sobre llevar a cabo algún tipo de acción para mantener dichos subsidios y la Autoridad no está dispuesta a llevar a cabo un recorte para luego volver sobre sus pasos.

Otros cambios, como la eliminación del tren W o la de 34 líneas de autobuses, la suspensión nocturna de otras 15 y los fines de semana en otras 16, se mantienen en el plan aprobado.