martes, 12 de octubre de 2010

Straphangers publica su informe anual del “Estado del Metro”

Portada del Informe del Estado del Metro Straphangers Campaign dio a conocer el pasado miércoles, 6 de octubre, el informe sobre el “Estado del Metro 2010”. En esta edición, y por segundo año consecutivo, la línea 7 (circula entre Times Square y Flushing/Main Street) fue valorada como la mejor de las 22 líneas mayores del Metro, obteniendo un ratio de 1,60 dólares (sobre 2,25). La línea C (que circula entre la calle 168, Manhattan y la avenida Euclid, Brooklyn) fue valorada como la peor línea, con un ratio de 55 centavos. Todos los datos se basan en datos oficiales de la Autoridad de Tránsito.

La línea 7, además de 2010, fue valorada como mejor línea en 2009 y anteriormente en 2000. La línea C fue valorada como peor línea en cuatro ocasiones en 13 años, en 2010, 2009, 2007 y 2001.

A nivel de todo el sistema, el informe encontró mejoras en tres aspectos del servicio: el ratio de averías de vagones, la limpieza de éstos y la claridad en los anuncios por megafonía en el interior de los trenes del Metro.

No se tuvo en cuenta para la realización del informe los cambios de servicio del pasado junio de 2010, que implicaron recortes de servicio. En la nota de prensa se destaca que estos recortes significarán mayor abarrotamiento, esperas más largas, más transbordos y viajes más largos para cientos de miles de viajeros del Metro.

Se valoran seis aspectos del servicio, de acuerdo con los datos de la Autoridad de Tránsito de Nueva York, la mayor parte de ellos correspondientes al segundo semestre de 2009, siendo estos: la frecuencia de servicios programada, la regularidad en la llegada de trenes, fallos mecánicos de los coches de metro, la oportunidad de obtener un asiento en los puntos de más congestión de la línea, la limpieza de asientos y suelos, y lo adecuado o no de los anuncios por la megafonía en los vagones.

Estos son los resultados de los muestreos, en resumen:

Por segundo año consecutivo, la mejor línea del metro en la ciudad fue la 7, con un ratio de 1,60. Esto fue así, al tratarse de la mejor línea en limpieza de vagones y estar por encima de la media en cuatro aspectos: frecuencia de servicio programado, regularidad del servicio, retrasos causados por averías mecánicas y disponibilidad de asientos en los puntos de más congestión. La línea no obtuvo un ratio más alto, pues se encontró por debajo de la media en cuanto a los anuncios por megafonía.

También por segundo año consecutivo, la línea C fue la peor valorada con un ratio de 55 centavos. La línea C está por debajo de la media en cinco aspectos del servicio: cantidad de servicios programados, retrasos causados por fallos mecánicos y anuncios (en estos tres aspectos se encuentra entre las peores líneas), además de regularidad de servicio y limpieza. La línea se comportó por encima de la media en un aspecto: la oportunidad de obtener un asiento en horas punta. La línea circula entre East New York, en Brooklyn, y el Alto Manhattan.

En general hay una mejora en los servicios de Metro que Straphangers pudo comparar con años anteriores: averías, limpieza y anuncios en vagones. (El resto de de los aspectos no pudo ser comparado, debido a los cambios en la forma de presentar los informes por parte de la Autoridad de Tránsito de Nueva York).

  • El ratio de averías mejoró desde una media de una avería cada 134.795 millas -216.931,50 km- en 2008 hasta 170.314 -274.093,80- durante el período de 12 meses que finaliza en mayo de 2010, con un incremento de un 26%. Esta tendencia positiva refleja la llegada de los nuevos modelos de coches de metro y un mejor mantenimiento de la flota de mayor edad. 16 líneas mejoraron (3, 4, 5, 6, 7, B, E, F, J/Z, L, M, N, Q, R, V, y W), mientras que 5 líneas empeoraron (2, A, C, D, y G) y una se mantuvo en el mismo nivel (1).
  • Los vagones de metro considerados limpios subió de un 91% en 2009, hasta un 95% este año. 20 fueron las líneas que mejoraron, según el informe de Straphangers (1, 3, 4, 5, 6, 7, A, B, C, D, E, F, G, L, M, N, Q, R, V, y W) y dos empeoraron ligeramente (2 y J/Z).
  • Anuncios en vagones por megafonía que fuesen comprensibles y certeros mejoraron, desde un 90 por ciento el año pasado, hasta el 91 este año. Esto refleja el uso creciente en el uso de los anuncios automatizados en los nuevos vagones “tecnológicos” (también llamados “del milenio”). En este apartado fueron once las líneas las que mejoraron (1, 3, B, D, E, F, G, J/Z, L, Q, y W), cinco empeoraron (2, 6, 7, R, y V) y seis no reflejaron cambios (4, 5, A, C, M, y N).

Existen grandes disparidades en cómo se comportan las diferentes líneas del Metro.

  • Averías: La línea M tiene el mejor registro en cuanto a retrasos causados por averías mecánicas: una cada 1.045.886 millas (1.683.190 Km). La línea G es la peor, con una ratio de averías 16 veces mayor: cada 60.039 millas (96.623,40 Km).
  • Limpieza: Las líneas 7, L y V fueron las líneas más limpias, con sólo un 1% de coches con suciedad moderada o severa, mientras que un 11% de los vagones en las líneas más sucias, las J/Z y R, tenían suciedad moderada o severa, un ratio algo mayor de 10 veces.
    Oportunidad de obtener un asiento: Se valora la oportunidad de obtener un asiento en el punto más congestionado de la línea. La mejor oportunidad se da en la línea B, con un 68% de posibilidades de poder sentarse en el punto más congestionado. La peor línea fue la 2, con sólo un 27% de posibilidades de poder sentarse.
  • Cantidad de servicio programado: La línea 6 tenía el mayor servicio programado, con un intervalo de dos minutos y medio entre trenes durante las horas punta matinal y vespertina. La línea M se calificó como la peor, con intervalos de 10 minutos entre trenes durante todo el día.
  • Regularidad de servicio: La línea J/Z tuvo la mejor regularidad en el servicio, llegando entre 2 a 4 minutos de su tiempo programado el 93 por ciento de las veces. La línea más irregular fue la A, que se mantuvo con regularidad sólo el 83% de las veces.
  • Anuncios en el interior de vagones: Las líneas 5, E, L, M y W tuvieron un rendimiento perfecto en cuanto a los anuncios hechos por megafonía en el interior de los vagones, al no tener faltas de anuncios, lo que refleja la automatización de los anuncios. La línea R fue la peor, fallando en los anuncios en un 25% de las veces.

Puede obtenerse un sumario más amplio, en inglés, en esta página de Straphangers; así como la metodología utilizada (en pdf) y descargarse el informe completo.

Los resultados del informe del 2008 pueden consultarse en esta entrada. El informe correspondiente a 2009 está disponible, en inglés, en el sitio de Straphangers Campaign.